Buscar
02:34h. domingo, 23 de enero de 2022

INTOLERANCIA EN SUDÁN

Pastores sudaneses son llevados a prisiónde de máxima seguridad por predicar el evangelio

Los pastores de Sudán del Sur, Rev. Yat Michael y el Rev. Peter Yein Reith, fueron trasladados a la prisión de Kober, de máxima seguridad, la semana anterior. El centro penal se ubica al norte de la capital de Sudán, Jartum.

Los pastores Michael y Yein fueron acusados de "incitar a grupos organizados" y de "ofender las creencias islámicas" en el juicio llevado a cabo el 19 de mayo. Se dice que podrían ser ejecutados ya que la ley sudanesa (Sharia) requiere que sean condenados a muerte si son declarados culpables.Ellos habían estado recluidos en la prisión para hombres de Omdurman, un centro de baja seguridad, desde el 1 de marzo de este año.

Este 6 de junio, las autoridades penitenciarias confirmaron que los pastores habían sido trasladados a la prisión de Kober, en Jartum Norte. Hasta el momento ni a sus esposas ni a los abogados se les ha permitido visitarlos.

En exclusiva, Michael y Yein hablaron con el corresponsal internacional de CBN News, George Thomas, vía telefónica, desde su celda en la cárcel de Jartum, antes de ser reubicados.

Michael dijo que ha sufrido intimidación psicológica y no ha hablado con su familia durante dos meses.

"Nosotros veníamos de Sudán del Sur y por la guerra en Sudán del Sur, vinimos aquí a Sudán y sólo queríamos hacer nuestro entrenamiento del ministerio en nuestra iglesia y luego vinieron donde mí, ellos me arrestaron en mi casa. Yo no sé por qué hacen eso", relata Michael a CBN News.

Michael le aclaró a las autoridades que él habla sobre Dios porque es un llamado...

"Cuando me entrevistaron, me preguntaron por qué estoy predicando aquí. Yo digo, 'estoy predicando porque este es mi llamado. Yo soy un pastor. Tengo que hablar sobre la Palabra de Dios".

Tras el cambio del centro penal, los abogados de los pastores han intentado tener acceso a ellos, sin embargo, les ha sido denegado. Se especula que la Servicio Nacional de Inteligencia y Seguridad (NISS) pudo haber emitido una orden de las autoridades penitenciarias para prevenir que los pastores reciban visitas.

Los clérigos de la Iglesia Evangélica Presbiteriana de Sudán del Sur (SSEPC) se enfrentan conjuntamente a cargos por seis delitos graves, como socavar el sistema constitucional y el emprender una guerra contra el Estado, los cuales conllevan la pena de muerte o la cadena perpetua. La próxima audiencia está programada para el 15 de junio.

Diario El Rompimiento