Buscar
miércoles, 05 de octubre de 2022 07:40h.

INTERNACIONAL

China vs. Taiwán: ¿El mundo está a las puertas de una nueva guerra?

Beijing se está preparando desde hace años para recuperar la isla, que se autogobierna desde hace siete décadas. La llegada a Taiwán de la presidenta de la Cámara de Representantes de EE.UU.(Nancy Pelosi) ha molestado mucho a China, que continúa aumentando su influencia económica y militar en el Asia-Pacífico.
c2i_107202217741

El viaje a Taiwán de Nancy Pelosi, la presidenta de la Cámara de Representantes y la tercera en la jerarquía del poder en Estados Unidos, ha vuelto a desatar la furia de China, el gigante asiático para el que cualquier acercamiento a la isla, a la que considera una provincia rebelde que busca acoger eventualmente bajo su ala, es considerado una afrenta y un involucramiento en su política interna.

Por ello, las advertencias que ha lanzado Beijing no han sido una sorpresa. El portavoz del Ministerio de Defensa de China Tan Kefei ya avisó a Washington de que el Ejército chino “no se quedará de brazos cruzados” si se produce la visita de la legisladora demócrata, y pidió que el país norteamericano respete “su promesa de que no apoyará la independencia de Taiwán”.

Por su parte, el portavoz de la Cancillería china Zhao Lijian señaló que “si Estados Unidos insiste y desafía las posiciones básicas de China”, el país asiático “responderá con firmeza”.

Aunque Estados Unidos tiene relaciones diplomáticas con Beijing desde 1979, Washington no ha dejado de mantener fuertes relaciones comerciales y militares con Taiwán, a la que considera un aliado clave en el Asia-Pacífico. Esto incluye el compromiso de EE.UU. de ayudar a la isla a defenderse de una posible intervención de China continental.

China, por su parte, está desde hace años preparando el momento para recuperar la isla, la cual se autogobierna desde 1949, tiene su propio ejército y moneda, pero ha visto decrecer su influencia internacional en las últimas décadas, mientras que Beijing ha potenciado su poderío económico y comercial.

“China tiene el objetivo de retomar el control de Taiwán antes o durante el 100 aniversario de su victoria en la revolución china, y el horizonte es al año 2049. China quiere ganar sin pelear y lo están haciendo bien porque lentamente están moviendo las fichas en el tablero”, agrega Tucci.

El experto recuerda que, al no tener un régimen democrático, China establece sus objetivos de acuerdo con las decisiones tomadas por el Partido Comunista, las cuales son cuidadosamente planeadas. “Ellos tienen una acción política coherente, tiene una política de Estado que trasciende a los gobiernos. Y el asunto de Taiwán forma parte de su política de Estado”.

“Los chinos están avanzando en la zona con gran inteligencia, porque así les será más fácil presionar a Taiwán sin utilizar la fuerza, porque ellos quieren usar las armas como último recurso, pero igual se están preparando para ese escenario”, explica Tucci.

Por eso, ellos están sacando grandes lecciones de la actual invasión rusa en Ucrania, conflicto que sigue empantanado. “Si lo hacen, será una guerra relámpago, algo que les tomará pocos días. Ellos no cometerán el error de los rusos si es que juegan la carta de la fuerza”, proyecta.

China ha potenciado su poderío militar en los últimos años, y ha creado islas artificiales en el Mar de China Meridional, además de fortalecer los lazos con los países insulares del Pacífico Sur, como una estrategia para acrecentar su influencia y control.

“Los chinos están tanteando la resistencia de Taiwán y saben que, sin el respaldo de Estados Unidos, Taiwán cae en poco tiempo. Por eso ha molestado mucho a Estados Unidos este acuerdo de China con las Islas Salomón, porque Beijing está intentando cortar el acceso a la Séptima Flota Norteamericana”, señala Tucci.

Hace pocas semanas, el canciller chino realizó una larga gira por varios territorios insulares del Pacífico sur, encendiendo las alarmas en Washington y también en Australia. Aunque no consiguió firmar los acuerdos que esperaba, es una muestra de cómo su diplomacia sigue trabajando.

“China está preparando el tablero. Y EE.UU. ya debería tomar una serie de decisiones. Todas estas asociaciones de defensa, como el AUKUS, son poca cosa respecto a la estrategia china. Washington debería tener una postura más asertiva”, refiere el analista.

Taiwán se prepara

Desde el archipiélago, los taiwaneses saben de las aspiraciones chinas y se resisten a ceder su autonomía. Aunque no han declarado oficialmente su independencia, el gobierno de la presidenta Tsai Ing-wen es partidario de la soberanía absoluta, pero aún prefieren mantener el statu quo.

Sin embargo, las tensiones en la zona no han cesado y desde el año pasado cientos de aviones de guerra han sobrevolado el espacio aéreo de defensa de Taiwán, llamado Zona de Identificación de Defensa Aérea.

El 2021, Taiwán registró un récord de 969 incursiones aéreas militares chinas, según datos recopilados por AFP, más del doble de las 380 incursiones del 2020.

Ante ello, el Gobierno de Taipéi inició el lunes sus mayores ejercicios militares anuales ante el temor de una posible invasión desde Beijing, en los que incluso involucraron a los civiles con simulacros en las calles de supuestos ataques aéreos.

Fuente: elcomercio