Buscar
08:32h. viernes, 03 de diciembre de 2021

ACTUALIDAD

Debemos vivir sin temor en tiempos calamitosos

El coronavirus ha puesto a la carrera a muchos científicos alrededor del mundo para encontrar una vacuna que nos ayude a mitigar el daño que nos causa esta pandemia. Con todo esto, hay una gran parte de personas alrededor del mundo que indican que una vacuna contra el coronavirus sería dañina para la humanidad.
c2i_257202113813

Este grupo está conformado por cristianos, quienes afirman que esta posible vacuna traería consigo un veneno para reducir la población mundial y/o la marca de la bestia. Y el otro grupo está conformado por los conocidos “anti-vacunas”. Aquellos que no creen en ninguna vacuna y por ende no se las colocaran (ni siquiera a sus hijos). Ellos alegan que esta posible vacuna contra el coronavirus causará malformaciones, ceguera, autismo, albortos, y hasta la muerte.

Ante esta disyuntiva, un pastor expone su postura en cuanto al tema dando una respuesta bíblica.

La Respuesta del Pastor Sugel Michelén

Sugel Michelén ha sido por más de 35 años uno de los pastores de la Iglesia Bíblica del Señor Jesús, en República Dominicana, además de autor de varios libros y profesor en escuelas y universidades cristianas de habla hispana.

Su razonamiento Bíblico se centra en que hemos sido marcados por Cristo y por ende no debemos temer a ningún problema que se avecine durante estos tiempos calamitosos.

No es tiempo de desesperarse  por el contrario es tiempo de confiar en Dios:

No hay nada que temer si Dios esta con nosotros. Hoy es tiempo de  sumergirnos en la Presencia de Dios para llenarnos de confianza plena y también de ponernos a cuentas con Dios y arrepentirnos.

Por otro lado, ¿por qué vivir preocupado por una una vacuna?  tu vida no está en manos del coronavirus, ni de los científicos conspiradores que hicieron o no este virus. Tampoco está en las manos del dragón ni de la bestia. Tu vida está en las manos de Dios que te compró con sangre preciosa en la cruz del calvario.

Así que no tienes por qué temer a lo que pueda acontecer. Dios sigue estando en control de todo lo que sucede en el mundo, incluso de todo lo que te sucede a ti.

Fuente: noticias cristianas