Buscar
03:53h. domingo, 23 de enero de 2022

LONDRES

Cristiana gana primer juicio por discriminación social en Reino Unido

Permila Tirkey, quien se desempeñaba como niñera en Inglaterra, vivía en condiciones inhumanas, y le prohibían tener su biblia, ir a la iglesia y hablar con su familia ganó el primer caso contra discriminación social.

201510310855338438

Una mujer cristiana de nacionalidad india, que fue contratada por una familia inglesa para cuidar a sus hijos en unas condiciones inhumanas, y a la que le prohibieron expresar su fe en público, y traer su biblia a Inglaterra, acaba de ganar el primer caso de discriminación por clase social del Reino unido, y recibirá 184,000 libras (casi 250,000 euros) de indemnización.

Los abogados de Permila Tirkey, de 39 años de edad, y procedente de Birhar , uno de los estados más pobres de la India, argumentaron que sus jefes, Ajay y Pooja Chandhok, discriminaron a su empleada, negándose a cubrir sus necesidades más básica, como ropa, o un sitio donde dormir. Tirkey trabajaba 18 horas, siete días a la semana, dormía en un colchón de gomaespuma, le prohibieron traer su biblia desde la India, y durante el tiempo que vivió con sus jefes, no le permitían ir a la iglesia, ni llamar a su familia.

Su trabajo consistía en cocinar, limpiar y cuidar de los niños de la familia. Vivió así durante cuatro años, según ha podido saber el periódico inglés, The Guardian. Además, sus jefes le confiscaron el pasaporte.  

“CLARA VIOLACIÓN DE LA DIGNIDAD”

Un tribunal británico ha fallado a su favor, manifestando que sus condiciones de vida en esos cuatro años fueron “una clara violación de la dignidad”. Permila celebró su victoria con un comunicado: “Quiero que la opinión pública sepa lo que me ha pasado, porque es algo que no le debe pasar a nadie. El estrés y la ansiedad que una situación así genera, puede destruir a cualquiera. Ahora de nuevo puedo sonreír, ahora soy libre”. El tribunal descubrió que los jefes de Tirkey, que son hindúes, viajaron específicamente a India para encontrar a alguien sumiso, que no protestara por esas condiciones de trabajo. Tirkey es Adivasi, una de las castas más bajas de la India, que “están para servir”, por eso fue elegida por los Chandhok para servir en su casa.

DISCRIMINACIÓN DE CRISTIANOS

Los cristianos pertenecientes a las castas más bajas en India, llevan años sufriendo discriminación, tanto dentro como fuera de India Recientemente, el gobierno indio quitó a los creyentes de la casta más baja en India, denominados Dalits, sus derechos sociales, solo por el hecho de convertirse al cristianismo.

Fuente: The Christian Post