Buscar
13:49h. domingo, 17 de enero de 2021
esperanza
Sociedad
ACTUALIDAD

La esperanza frente a la dura realidad de Argentina

La Alianza Cristiana de Iglesias Evangélicas de la República Argentina (ACIERA), a través de su Consejo Directivo Nacional (CDN) comparte esta reflexión: En pocas semanas más tendremos la oportunidad de elegir a quienes nos gobernarán. Les pedimos a los candidatos que renuncien a las manifestaciones de violencia, egoísmo y soberbia. Que según sus ideales procuren el bien común y no el propio. Que sean constructores de paz y de justicia.
Sociedad
UN BÁLSAMO PARA EL ALMA

La esperanza del cristiano

La esperanza es un estado de ánimo en que se tiene la confianza y la fe de lograr algo. Contrario a esto, existe la desesperanza, que es el estado de ánimo en que se pierde la confianza, se siente tristeza y hasta depresión por haber perdido algo o sentir que no se puede conseguir lo que se desea. Carmen Valencia de Martínez.

Sociedad
TESTIMONIO

Tras sufrir graves quemaduras, Dios le dio un giro a su vida

En China, un músico popular perdió sus ganas de vivir después de un terrible incendio. Al sufrir quemaduras que lo desfiguraron y cicatrices que cubren la mayor parte de su cuerpo, él deseó terminar con su vida. Pero, una misteriosa voz, le recordó las palabras de su madre, y sirvieron para detenerlo a tiempo y ayudarle a encontrar un nuevo propósito.

Sociedad
FORTALECERSE EN DIOS

El valor de la esperanza

El corazón debe envolverse y permanecer confiado en que Dios acudirá y cambiará toda situación. Dios siempre acude al lugar donde la fe lo requiere o reclama la intervención divina.

Sociedad
ELECCIONES 2015

La esperanza del cristiano no está en la política

Al margen de por quién votemos, no coloques tus esperanzas en la política, cumple tu responsabilidad ciudadana, pero deposita siempre tus esperanzas en Dios. No olvidemos que sólo Dios cambia la vida de las personas verdaderamente, porque el transforma de adentro hacia afuera, la política solo logra cambios externos siempre endebles y frágiles. La política puede obligar, incluso puede llegar a persuadir, pero ni convence ni capacita. La convicción y la capacidad sólo la da Dios, por eso es que la evangelización es más que la política y es algo irrenunciable que se debe seguir haciendo por siempre.

Publicado por Diario El Rompimiento