Buscar
12:20h. Jueves, 19 de septiembre de 2019

POLÍTICA

Tras sor­pren­der en las PASO, Gó­mez Cen­tu­rión re­cha­za un pac­to con Ma­cri y va por más

El can­di­da­to por el Fren­te NOS dijo que no se ba­ja­rá de la pe­lea por la Pre­si­den­cia. Ade­más con­tó que apun­ta a un cre­ci­mien­to de su es­pa­cio de cara a oc­tu­bre.

Con los más 640 mil vo­tos ob­te­ni­dos en las PASO, Juan José Gó­mez Cen­tu­rión que­dó po­si­cio­na­do como el prin­ci­pal re­fe­ren­te de la de­re­cha ar­gen­ti­na. Sec­tor que si bien apo­yó a Mau­ri­cio Ma­cri en 2015 y 2017, el do­min­go mi­gró ha­cia él por su re­cha­zo a dis­cu­tir la le­ga­li­za­ción del abor­to y el “gra­dua­lis­mo” eco­nó­mi­co.

In­clu­so, hubo dis­tri­tos como Cha­co y Mi­sio­nes en don­de los de­sen­can­ta­dos con el Pre­si­den­te po­si­cio­na­ron al ex fun­cio­na­rio ma­cris­ta en ter­cer lu­gar. Mien­tras que, en la An­tár­ti­da, bas­tión de la fa­mi­lia mi­li­tar, Gó­mez Cen­tu­rión que­dó se­gun­do de­trás del pro­pio Ma­cri.

Es por ello que, en­tre los ofi­cia­lis­tas que creen “re­ver­si­ble” la pa­li­za pro­pi­na­da por los Fer­nán­dez al pro­yec­to re­elec­cio­nis­ta del Pre­si­den­te, no son po­cos los que creen que el Go­bierno debe re­con­ci­liar­se con ese elec­to­ra­do y así acor­tar dis­tan­cias con el Fren­te de To­dos para po­der for­zar un ba­lo­ta­je.

No se tra­ta de una mi­sión sen­ci­lla. Para em­pe­zar, no sólo ten­dría Jun­tos por el Cam­bio que ab­sor­ber los vo­tos de Gó­mez Cen­tu­rión y, por caso, José Luis Es­pert, sino tam­bién el pe­ro­nis­mo de­be­ría per­der en­tre 3 y 4 pun­tos para sa­lir de la zona de triun­fo en pri­me­ra vuel­ta.

Pero como si esto fue­ra poco, el ve­te­rano de Mal­vi­nas, que fue el úni­co can­di­da­to con cam­pa­ña Pro­vi­da y tie­ne el apo­yo or­gá­ni­co de evan­ge­lis­tas y un im­por­tan­te sec­tor de la de­no­mi­na­da “fa­mi­lia mi­li­tar”, tam­po­co tie­ne en men­te ba­jar­se de la ca­rre­ra para fa­ci­li­tar una re­mon­ta­da de su ex jefe po­lí­ti­co.

En este sen­ti­do, Gó­mez Cen­tu­rión dijo a #Puen­teAe­reo: “No te­ne­mos nada para cam­biar. El que debe cam­biar con res­pec­to a la trans­for­ma­ción del gas­to pú­bli­co, el abor­to y la ideo­lo­gía de gé­ne­ro es el Go­bierno”. Y pro­nos­ti­có: “Va­mos a cre­cer mu­cho de aquí has­ta oc­tu­bre”.

En la mis­ma lí­nea se ha­bía pro­nun­cia­do su com­pa­ñe­ra de fór­mu­la, Cynt­hia Hot­ton, quien des­de la red so­cial Twit­ter ma­ni­fes­tó tras las PASO: “Nues­tro tra­ba­jo aho­ra es se­guir cre­cien­do para que se es­cu­che fuer­te nues­tro gri­to en de­fen­sa de las dos vi­das”.

Por otro lado, el mi­li­tar re­ti­ra­do negó ha­ber re­ci­bi­do al­gún tipo de pe­di­do o su­ge­ren­cia por par­te de Casa Ro­sa­da tras las pri­ma­rias del úl­ti­mo do­min­go, como ocu­rrió con el eco­no­mis­ta José Luis Es­pert, a quien el pre­si­den­te Ma­cri le pi­dió “pru­den­cia” de cara al pro­ce­so elec­to­ral de oc­tu­bre. “Nada me han pe­di­do. Le si­guen di­cien­do a sus pe­rio­dis­tas y me­dios ami­gos que me bajo, no creo que me pi­dan nada”, apun­tó.
 

Fuente: puenteaereodigital