Buscar
11:17h. Miércoles, 19 de Diciembre de 2018

SOLIDARIDAD

Restaurante cierra una vez por semana para alimentar a personas sin hogar

EE.UU.- Un restaurante en Texas, deja de atender al público una vez por semana, para dedicarse a dar alimentos a las personas que viven en las calles y a los más necesitados del lugar.

Paulette Johnson, dueña del restaurante "Trucker's Cafe", al sur de Dallas, ha decidido cerrar su negocio y dejar de ganar dinero una vez a la semana, para alimentar completamente gratis a los indigentes y a los más pobres del sector. También les entrega ropa, zapatos y productos de higiene personal. Su misión es llevar esperanza a esas personas.

"Me siento bendecida de que alguien esté aquí para cuidar de personas como nosotros", dijo Barbara Jameson, una de las que frecuentemente almuerza todos los lunes en Truck's Cafe.

Paulette sabe cómo es vivir con poco. Ella fue criada en un refugio de mujeres, donde aprendió a cocinar y ser generosa. "Estuve sintiendo dolores en mis pies toda la mañana, tratando con mi salud. Pero cuando veo a esas personas en necesidad, todo se va", dijo a WFAA-TV.

Como empresaria, Paulette reconoce que administrar un restaurante no es fácil, pero siempre consigue separar el dinero suficiente para ayudar a los necesitados.

"Agradezco a Dios por ayudarme hacer lo que hago hoy. Porque conozco a gente aquí que están luchando todos los días", dijo ella con lágrimas en los ojos. "Todavía es difícil para mí, pero estoy preocupada por ellos, viendo cómo puedo ayudarles. Si puedo lograr que la gente tengan una sonrisas en el rostro, es todo lo que necesito".

"Hay un ambiente de familiaridad durante el almuerzo de los lunes. Las puertas están abiertas al mediodía y todos son recibidas con entusiasmo. Cada uno recibe una comida caliente casera cuando su número es llamado. Nadie se queda fuera", dijo la mujer.

En uno de los almuerzos, Paulette invitó al cantante Capitán Jack Watson, quien una vez fue un habitante de la calle.

"Basta con abrazarlos, inspirarlos y dejarles saber, que allá arriba, a Dios todavía le importa", dijo Watson. "Nunca desprecies a nadie, porque usted no sabe, si al día siguiente, esa persona va a estar de pie. Yo soy un ejemplo vivo", dijo.

Fuente: AcontecerCristiano