Buscar
10:46h. viernes, 03 de diciembre de 2021

ACTUALIDAD

Panadería de Misiones ofrece descuentos y regalos a quienes se hayan vacunado contra el coronavirus

El local se encuentra en la localidad de Campo Grande y el propietario del lugar señaló que hay personas que se inmunizaron gracias a la iniciativa.
c2i_25720211394

Campo Grande es una localidad ubicada en el centro de Misiones. “El pueblo es tranquilo y hermoso”, lo describen sus residentes, orgullosos de la tierra que los vio nacer y formó como personas.  Es de esos lugares donde todos se conocen y por eso no abundan mucho los secretos. La generosidad entre los ciudadanos es innata, siempre hay alguien dispuesto a ayudar a “su compueblano”.

La pandemia por el coronavirus Covid-19 lejos de debilitar, fortaleció los valores en los sectores donde siempre primó la unión, la ayuda, la amistad y el bien del otro. También lo que se potenció es el ingenio para poder alcanzar el bien común.

Es en ese contexto, un panadero de Campo Grande decidió aportar su granito de arena en la lucha contra el coronavirus y empezó a hacer descuentos y regalos a quienes se presenten en su local con su carnet de vacunación contra el coronavirus, pese al perjuicio económico que le significa esta medida.

Marcos Fabián Matschinski el propietario de la Panadería y Confitería Los Abuelos, en Campo Grande. Junto a su hijo Nicolás son los encargados de mantener el lugar, cocinar los productos, arreglar con los proveedores y hacer las cuentas.

Marcos no es ajeno a una economía en receso cómo la que está viviendo la Argentina. Sin embargo, desde hace unas semanas todas las personas que se presenten en su local tienen un 20% de descuento en la compra del pan y reciben, además, de regalo un paquete de torraditas.

“Siempre les doy a elegir qué variedad de torradas quieren. Los jubilados por lo general llevan salvado, pero también está la opción tradicional”, narró Marcos en una entrevista telefónica con Misiones Online.

La iniciativa tuvo rápida repercusión e impacto en la localidad. La mitad de los clientes (a veces más) que se acercan a la panadería lo hacen con su carnet de vacunación. El éxito fue tan grande que hubo personas que se vacunaron gracias a la medida

“Hubo una señora que llegó a la tienda, se enteró de la propuesta y salió para vacunarse”, indicó el entrevistado.

La solidaridad como estilo de vida

La palabra “solidaridad” cumple la función de verbo y no de adjetivo en la vida de Marcos. No es una mera descripción, sino que, por lo contrario, lo pone en acción. Mucho antes de los descuentos y los regalos, en marzo de 2020 cuando la cuarentena recién se imponía en el país, decidió donar pan a las personas que más lo necesitaban, esas que no podían trabajar ya sea por falta de oportunidades o por las restricciones.

“Donábamos entre 150 200 kilos por día era seguro, aunque hubo jornadas que donamos 300 a las personas que lo necesitaban”, relató.

Fuente: misionesonline