Buscar
15:42h. jueves, 22 de octubre de 2020

EVANGELISMO

Misioneros evangelizan y llevan ayuda a comunidades indígenas en Argentina

Daniel Fischer, rescatado por Dios de las adicciones hace 30 años, comparte el testimonio de la labor misionera que realiza la Fundación Gotas de Amor entre las comunidades indígenas de Argentina. La mies es mucha y hoy necesitan tu ayuda. 

Gotas de Amor o solo “Gotas”, como puede encontrarse en Facebook, es una fundación que viene de Europa, y que en Argentina es representada por dos pastores misioneros: Marcos Bayón  (30 años) y Jesús Jorge Zamorano (46 años), junto a sus familias y voluntarios de la Iglesia Encuentro con la Vida y otras denominaciones. Esta organización misionera se adentra en la selva argentina para llevar el Evangelio a los guaraníes* y wichis*. De este último grupo, está al frente el pastor Daniel López. 

Además del alimento espiritual que nunca falta en los viajes misioneros, también llevan alimentos no perecederos, ropa, medicina, entre otros productos de primera necesidad. Asimismo, han logrado construir los primeros baños y duchas de una comunidad, entre otras obras y reparaciones que realizan con ayuda de Dios, iglesias y voluntarios. 

“La mies es mucha. Es grandísima la necesidad, y ellos lo hacen a pulmón, no tienen autos, piden prestados motos o vehículos”, menciona Fischer. Los guaraníes son recolectores y cazadores, pero la civilización y la tala de árboles los están dejando sin alimentos. “Hacen mucha falta médicos, enfermeros”, agrega Fischer. 

El misionero Marcos Bayón vive en San Ignacio, Misiones, desde hace 5 años y medio. Junto a su esposa realizan esta bella labor evangelística 4 veces por semana. “Llevamos la Palabra de Dios actualmente a 3 comunidades, donde en una ya tenemos una iglesia y asistimos con donaciones a otras 8 comunidades”, comenta el pastor Bayón. Nos comparte, además, que casi toda la comunidad de Tape Porā, a excepción de una familia, se congrega fielmente en los cultos bilingüe que tienen en la comunidad. 

Él y su esposa han presenciado muchos milagros de parte de Dios. “Un niño llamado Diego tenía cataratas en el ojo, oramos y a la semana siguiente no tenía más cataratas. Otro niño llamado Matías (2 años)  de la comunidad Tacuaral no podía caminar por un problema en las piernas y hoy en día es el que más salta y juega. Un día, un joven llamado Esteban tenía muchísima fiebre y al imponer las manos sentimos cómo la fiebre empezó a bajar y en unos minutos estaba adorando en la iglesia”, testifica.

El misionero Jesús Jorge Zamorano también nos comparte la labor semillera que realiza desde el año 2014. “Nuestra misión se enfoca en el discipulado de la Palabra a niños, jóvenes, hombres y mujeres, también en la formación laboral (oficios). Paralelo a esto, brindamos ayuda social (calzado, ropa, alimentos, productos de higiene, cocinamos para todas las aldeas). Se dirigen a estas comunidades dos veces por semana.

Dios está haciendo la obra en los corazones de los pobladores. “Antes acudían a las brujos y curanderos por sus enfermedades, hoy muchos nos piden oración y que les enseñemos a orar a Jesús. Varias veces nos han traído niños con fiebre y diarrea, hemos orado y han sido sanados”, testifica el misionero Zamorano. Después de adorar y compartir la Palabra, aldeas completas aceptan a Jesús y se convierten genuinamente a Cristo. Hoy en día, muchas familias de distintas aldeas esperan ser bautizadas. 

¿Cómo contribuir en esta misión?

Debido a la gran pobreza en estas comunidades, la necesidad principal es ropa, alimentos no perecederos, medicinas, personal médico, herramientas de trabajo (pala, picos, rastrillos, etc.). Al finalizar el riesgo por la pandemia, “se puede ayudar enviando voluntarios para limpiar las tierras para la siembra y poder mejorar sus condiciones de vida y sus viviendas; que algunas son de tacuara y plásticos o frazadas como paredes”, añade el pastor Bayón.

“La distancia y el estado de los caminos (selva, monte y barro) nos dificulta llegar a los más necesitados por falta de un vehículo apto para la zona misionera”, expresa el pastor Zamorano. Asimismo, se necesita voluntarios que brinden capacitaciones en lo que es cultivos y cría de animales, y les enseñen oficios. Ahora que se acerca el Día del niño, se espera juntar varias comunidades y hacer una chocolatada, por lo que sería lindo bendecirlos con juguetes.

El domingo (09), el misionero Bayón habló con el cacique y la comunidad, y tienen la aprobación para realizar una actividad por el Día del Niño. “Los hermanos en las comunidades quedaron recontentos, porque siempre venían grupos de (voluntarios) y la comunidad recibía y participaba, pero ahora será diferente (por la pandemia). La misma comunidad hará todo. Haremos obras de teatro, juegos, canciones y un mensaje todo en guaraní. El cacique esta semana invitará a los demás caciques. Creo que se verá el fruto de casi 5 años de trabajo misionero”, expresa el pastor Bayón. 

“Creemos que esta nota va a llegar a muchas personas y que se va a conseguir ayuda a esa gente que está muy necesitada. Ellos están olvidados por (el gobierno), pero Dios puso la carga en estos valientes misioneros, que se juegan la vida en cada viaje. Es un honor, un privilegio apoyar a esta gente que son guerreros del Señor”, finaliza Fischer. 

*Para apoyo financiero, haga clic en el siguiente enlace: https://www.paypal.me/alfio2020 

*Si usted siente en el corazón un llamado de Dios para participar en un viaje misionero, contáctese con el pastor Alfredo Castiglione, al WhatsApp +54 9 1168 269229 

*Si se encuentra en Argentina y desea llevar alimentos, ropa, medicina u otros productos de primera necesidad, diríjase a Calle Echeverría 2046. Munro, (1605), Vicente López. Buenos Aires, Argentina.

*Si cuenta con una movilidad que pueda prestar para transportar las donaciones, contáctese con el pastor Alfredo Castiglione, al WhatsApp +54 9 1168 269229 

*Encuéntralos en Facebook como https://web.facebook.com/Gotas-213748412113907/

(*) Los wichis son una etnia indígena del Chaco Central y del Chaco Austral en América del Sur. Viven principalmente en Argentina y en menor cantidad en Bolivia.

(*) Los guaraníes o ava (pronunciado 'avá') son un grupo de pueblos nativos sudamericanos que se ubican geográficamente en Paraguay, noreste y noroeste de Argentina,​ sur y suroeste de Brasil y sureste de Bolivia.

Fuente: Impacto evangelístico