Buscar
22:12h. domingo, 24 de octubre de 2021

Una joven cristiana sobrevivió oculta en la masacre de Kenia

La joven de 19 años permaneció escondida dos días, orando, en un armario de la Universidad de Garissa. Escuchaba cómo sus compañeros eran fusilados.

Una superviviente de la matanza en la Universidad de Garissa (Kenia) ha sido rescatada dos días después del ataque. Se trata de Cynthia Cheroitich, de 19 años, que permaneció escondida dentro de un armario para que los extremistas islámicos no la encontraran.

Cheroitich estaba tan atemorizada cuando la policía la encontró que pensó que eran yihadistas. "¿Cómo sé que son la policía keniana?", rogó ella hasta que uno de sus profesores acudió a tranquilizarla.

Tras ser rescatada, ha relatado los momentos terribles que vivió.

Primero el tiroteo al entrar los terroristas de Al-Shabaab en el recinto, a lo que respondió casi instintivamente metiéndose dentro de uno de los armarios de la Universidad y ocultándose debajo de la ropa que contenía.

Luego, ha contado, escuchó cómo los pistoleros dijeron a voces a los estudiantes que no estaban a la vista que saliesen de sus escondites, que nada les pasaría.

Cynthia oyó cómo muchos respondían a esta llamada, y fue su perdición, ya que los alinearon y fusilaron sin piedad.

Relatos de otros testigos supervivientes revelan una imagen aún más desgarradora. Cómo hacían a  los estudiantes esperar en cola para recibir un tiro en la cabeza.

Algunos incluso se vieron obligados a hacer llamadas por teléfono a sus padres para decirles que iban a morir.

Cynthia Cheroitich permaneció sin moverse, aterrada, bebiendo de una loción para el cuerpo que encontró en el armario como único alimento. Y siempre orando.