Buscar
jueves, 11 de agosto de 2022 07:55h.

LOCAL

Un hombre llegó a Tandil con la promesa de trabajo y hoy vive en la calle junto a sus tres perritos

A través de redes sociales se viralizó la historia de Ricardo, un hombre que llegó a Tandil desde Concordia por una oferta de trabajo que nunca existió y hoy vive un calvario y está en situación de calle junto a sus “tres soles”, como llama a sus perritos. Ahora, busca un lugar en donde permanecer junto a sus mascotas, mientras espera una posibilidad de trabajar en la ciudad.

La vecina Gabriela Pintore narró en las últimas horas una conmovedora historia de desilusión por un trabajo prometido y nunca otorgado, la sensación de quedar en la calle y la oferta de un alojamiento de Acción Social rechazado por no querer abandonar a sus mascotas, bajo un argumento contundente: "la familia no se abandona, donde yo vaya van conmigo". 

A través de las redes sociales Pintore indicó que ayer al mediodía "nos acercamos con Maria Luz Neeven a charlar con Ricardo y alcanzarle algunas cositas. Para quienes no saben, Ricardo es un señor que viajo desde Concordia hasta Olavarria, con sus tres perritos en un carro con promesa de trabajo, cosa que no ocurrió, le mintieron, luego le ofrecieron venir a Tandil prometiendo trabajo de parquero y se encontró con otra mentira".

Y añadió que "la cuestión es que Ricardo está desesperado por conseguir un trabajo, para poder mantener a sus tres compañeros y poder darles un techo. Desde ese mismo lugar nos pusimos en contacto con Paola de desarrollo Social, quien acudió automáticamente al lugar, queremos agradecerle mucho su predisposición!. Le ofreció una habitación para él, pero sin sus amados compañeros, a lo cual Ricardo se negó, la Familia no se abandona! dijo, donde yo vaya van conmigo. No los abandono".

En este marco, se realizó un llamado a la solidaridad para la "búsqueda de una persona de buen corazón que pueda darle un trabajo seguro, y si se puede también un lugar aunque sea provisorio hasta que Ricardo y sus amados animalitos puedan tener su hogar propio. Quien pueda dar una mano por favor avísenos. Ricardo está en la calle, afuera de la Terminal, por calle Portugal frente a la panaderia "El trigo de oro", con su carrito y sus tres compañeros".

La vecina subrayó que "quien pueda acercarle comida ya hecha, porque no tiene nada para cocinar, será muy bienvenido. También le haría falta un celular para estar comunicado, si sabes de alguna persona que tenga alguno en desuso le vendría muy bien. Muchas gracias por leer y espero que entre todos podamos hacer algo por estos cuatros seres".

Fuente: lavozdetandil