Buscar
02:38h. domingo, 23 de enero de 2022

TESTIMONIO

Madre de Cristiano Ronaldo confiesa que quiso abortarlo

Madre de Cristiano Ronaldo cuenta que se alegra de haber desistido del aborto y quiere alentar a todas las mujeres embarazadas a no abortar.

c2i_2642018174732

El gol de chilena que Cristiano Ronaldo anotó el martes pasado ante la Juventus ha dado la vuelta al mundo. Pero pudo no haber ocurrido. La estrella del Real Madrid lidera la tabla de goleadores de la actual temporada de la Champions League y también la histórica de ese torneo continental. Nada de ello hubiera sido posible si la amenaza de aborto que pendió sobre él se hubiera concretado. Y aunque la sorprendente historia no es nueva, se ha viralizado en los últimos días.

Cuando su madre, Maria Dolores dos Santos Aveiro, quedó embarazada de Cristiano, ya tenía tres hijos y la familia vivía en la pobreza. El padre, Dennis, tenía un trabajo modesto y era alcohólico.

Años después, doña Dolores ha confesado que esas duras circunstancias la llevaron a tomar la decisión de abortar. Nerviosa y con miedo, ella pensaba en que su cuarto embarazo traería muchas dificultades a su casa. Por eso le pidió a su médico que pusiera fin a ese embrión que crecía en su vientre.

– “¡De ninguna manera! Usted tiene sólo treinta años y ninguna razón física por la cual no pueda tener este bebé. ¡Ya verá cómo es la alegría de la casa!”, narra la madre de Cristiano, que le contestó el doctor.

Ella se echó a llorar. Le frustraba no contar con la colaboración del médico. Pero, más aún, le pesaba el comentario de la alegría que iba a traer el bebé a la familia, cuando ella no sabía ni cómo iba a hacer para alimentarlo.

Presa de la incertidumbre y agobiada por la vida que según ella tendría su hijo en caso de nacer, doña Dolores insistió con su plan. Una vecina le recomendó una receta casera para abortar. Ella decidió hacerlo.

El consejo era poner a hervir una cerveza negra y bebérsela para esperar que el líquido caliente pusiera fin al embrión. En apariencia, sería un aborto involuntario. Pero los minutos pasaron y a las dos horas seguía sin sentir nada. El embrión parecía tranquilo, dormido en paz, negándose a salir antes de lo previsto.

“Si la voluntad de Dios es que este niño nazca, que así sea”, pensó la madre de Cristiano, según narró años después. Esa decisión cambió su vida para siempre, aunque en ese momento ella no lo sabía.

Hoy por hoy a sus 32 años, Cristiano es ahora uno de los mejores jugadores del mundo. 

Fuente: elsalvador.com