Buscar
14:45h. jueves, 22 de octubre de 2020

ACTUALIDAD

La cuarentena y sus efectos en la salud

Desde que la epidemia empezó en China en diciembre del 2019, más de 100 millones de personas se han visto obligadas a permanecer en cuarentena en el mundo. Las autoridades empiezan a darse cuenta de que el aislamiento tiene consecuencias en la salud mental de la población. 

Un estudio publicado por la revista británica Lancet abordó el miedo y la soledad que afrontan quienes se enfrentan a una cuarentena como consecuencia del coronavirus. 

Los autores del artículo usaron 3 bases de datos de estudios médicos previos y llegaron a la conclusión de que los efectos psicológicos negativos de la cuarentena incluyen estrés postraumático, confusión e ira, además de ansiedad. 

Los factores que lás estresan a las personas aisladas son no conocer el tiempo que va a durar la cuarentena, temores a infectarse, frustración, aburrimiento, suministros o información inadecuados, posibles pérdidas financieras y que al salir, se queden con el estigma de la enfermedad. 

Algunos investigadores han sugerido efectos duraderos. En estas situaciones, las autoridades deben proporcionar una justificación clara para la cuarentena e información sobre los protocolos, y garantizar que se proporcionen suministros suficientes. 

Apelar al altruismo en las campañas de difusión, recordando al público los beneficios de la cuarentena para la sociedad en general puede ser favorable, argumentan algunos estudios. 

En lo que respecta a la gestión que de este tema ha hecho China, sus instituciones médicas y universidades han abierto plataformas online para proporcionar servicios de asesoramiento psicológico a pacientes, sus familiares y otras personas afectadas por la epidemia, en un reconocimiento de lo importante que es este aspecto a la hora de lidiar con el coronavirus. 

Sobre todo teniendo en cuenta que el país se vio obligado a adoptar medidas cada vez más restrictivas conforme el virus se propagaba.

Gradualmente, en el país oriental las clases fueron suspendidas, las compañías redujeron las horas o cerraron, los sistemas de transporte público se paralizaron y hasta la circulación de personas en las calles estaba prácticamente prohibida en algunas ciudades. 

Finalmente, la medida más restrictiva fue la de cerrar ciudades enteras en una cuarentena masiva, mientras que a miles de extranjeros que regresan a sus países desde China se les pidió que se autoaíslen en sus hogares o en instalaciones estatales. 

“Para las personas en cuarentena, puede ser útil tratar de verlo como un período de tiempo diferente en sus vidas y no necesariamente negativo, a pesar de que no lo eligieron”, explica Jolie Goodman, de la Fundación de Salud Mental de Reino Unido. 

“Cuarentena significa un ritmo de vida diferente, una oportunidad de estar en contacto con los demás de formas diferentes a las habituales y, si vives con otros, la oportunidad de jugar un poco y disfrutar de la compañía del otro”, añade. 

Para las personas que se enfrentan a una cuarentena en soledad, recomienda planificar el contacto online con otras personas regularmente y crear una rutina diaria. “Para todos, la cuarentena podría ser una oportunidad para cuidar realmente nuestro propio bienestar y priorizar nuestra salud mental y física. Todos tenemos salud mental y todos debemos cuidarnos con amabilidad”. 

Esto es precisamente lo que está ocurriendo en las calles de Singapur, el país que más casos de coronavirus registra fuera de China. 

Una empresa de economía social está animando a los ciudadanos a enviar cartas online a conductores de taxis, repartidores y otras personas de las que dependen sus suministros para la vida diaria. 

Un gesto simbólico, que el fundador de Emmaus Strategies, James Lim, cree que es importante para rendir homenaje a estos “héroes no reconocidos”. 

Pero pese a los efectos psicológicos negativos, los científicos creen que la cuarentena es una medida eficaz para luchar contra la propagación del virus. 

La cuarentena puede “tener un impacto económico y social en las personas y las comunidades. Sin embargo, los estudios muestran que la adopción gradual de estas intervenciones puede reducir la transmisión”, explica los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos.

Fuente:  BBC Mundo