Buscar
21:59h. lunes, 17 de mayo de 2021

ACTUALIDAD

“Creemos que Dios es el único que puede obrar y hacer un milagro”

ARGENTINA.- Bajo el lema “No están solos, estamos orando por ustedes”, los Pastores Gustavo y Amorina Ortega, de la Iglesia Avivamiento Olavarría, así como las personas que asisten a la congregación, se reunieron en la tarde del miércoles, en torno al edificio del Hospital Municipal, para tomar un tiempo de oración por la ciudad, en el marco de la difícil situación que se vive a raíz de la Pandemia de Covid-19
c2i_2832021205246

Frente a la consulta de CONTRAMANO, Guillermina nos contaba “Fuimos a orar por este tiempo que estamos viviendo como ciudad, para que el personal de salud y familias internadas sepan que los acompañamos todos los días en oración. Y creemos que Dios es el único que puede obrar y hacer un milagro”

En Lucas 5:15 dice: “Pero su fama se extendía más y más; y se reunía mucha gente para oírle, y para que les sanase de sus enfermedades”, expresando lo que hacía Jesús en las ciudades que visitaba. 

De esta manera, así como se describe a Jesús en el evangelio de Lucas, y se expresa cómo se tomaba el tiempo de orar y obrar sanidad por los lugares donde pasaba junto a sus discípulos; la Iglesia Avivamiento, decidió reunirse en las afueras del Hospital, pasadas las 18:00 Hs. cumpliendo un estricto protocolo de higiene y distanciamiento social.

A medida que llegaban, las personas se iban distanciando cada tres metros, para ir rodeando el edificio, y orar por la ciudad, por el personal de salud, por aquellos contagiados por la pandemia, y por todas las familias afectadas por esta situación. 

Si bien luego de las medidas de cierre de las diferentes instituciones de la ciudad, la iglesia permanece en actividad virtual; este resultó ser el momento oportuno para reflexionar sobre la iglesia como una institución más activa que nunca.  

El momento de oración, que duró aproximadamente una hora, fue un clamor por aquellas familias y personas que día a día enfrentan la enfermedad, por la difícil tarea de las autoridades, para que se reduzcan los contagios y la ocupación hospitalaria, así como para bendecir y proteger al personal de salud que diariamente está en el frente de batalla contra la pandemia. 

Fuente: Contramano