Buscar
11:11h. viernes, 03 de diciembre de 2021

INTERNACIONAL

Los antivacunas en España descienden al 4% pero un 14% cree que las farmacéuticas ocultan algo

Según avanza la vacunación contra la covid en varios países del mundo, los estados se encuentran con un grupo difícil de superar: perezosos, población marginada y antivacunas. Este último grupo, que en Estados Unidos, por ejemplo, alcanza el 15% de la población, está complicando los planes para la inmunización. En España, el de los antivacunas está lejos, hasta la fecha, de ser un problema, pero un 14% asegura que las farmacéuticas “ocultan sus peligros”. Hasta un 11%, sin ser necesariamente antivacunas, cree que la industria o autoridades nos están engañando sobre la eficacia de los pinchazos.
c2i_882021175054

De acuerdo con el último estudio de la Fundación Española para la Ciencia y Tecnología (FECYT), hay un “porcentaje significativo” de personas que creen en teorías de la conspiración. Un 25% está convencido de la existencia de “organizaciones secretas que influyen mucho en las decisiones políticas”. Otra cosa es que le influyan en sus decisiones cotidianas.

Apenas un 4% de las personas encuestadas dice que no se ha puesto o no se pondrá la vacuna por oponerse “filosóficamente” a su existencia o creer firmemente en que son dañinas o instrumentos de control. Esta cifra ha ido cayendo levemente desde el año pasado, si bien nunca ha sido especialmente alto el número de antivacunas en España.

Con todo, y aunque buena parte se pondrá la vacuna anticovid, un 14% asegura que las farmacéuticas “ocultan sus peligros”. Hasta un 11%, sin ser necesariamente antivacunas, cree que la industria o autoridades nos están engañando sobre la eficacia de los pinchazos.

No en vano, hasta 6 de cada 10 personas encuestadas reconoce haber recibido al menos un mensaje por redes sociales o medios de comunicación de masas en que se les animaba a no vacunarse. La mayoría cree que pueden perjudicar su salud (45,2%) o que una vacuna concreta no es segura (30,7%).

Disminuyen las teorias antivacunas y aumentan las teorias de conspiración:

El estudio presentado este lunes es la tercera ronda de unas encuestas iniciadas el pasado verano pasado. Su intención es conocer la percepción de la ciencia durante la pandemia en España. En las primeras rondas se apreciaba un recelo generalizado hacia los preparados que estaban desarrollándose en Oxford, Pfizer o Moderna. Pero no un sentimiento puramente antivacunas.

En la primera ronda de la encuesta, cerca de un 33% de la población decía negarse a la vacunación. Pero circunscrita a aquel momento, en que no estaba aprobada ninguna vacuna. En la actual encuesta, realizada durante las tres primeras semanas de mayo, el 83% confesaba haberse vacunado o iba a hacerlo en cuanto fuera llamado a ello.

“Hemos visto periodos en los que el rechazo a la vacunación ha sido muy elevado, pero el inicio de la vacunación ha dado más tranquilidad y confianza. Desde enero, la aceptación se ha incrementado progresivamente”, ha explicado durante la presentación de los resultados el sociólogo Josep Lobera (UAM), director científico de la encuesta.

Pese a que es abrumadoramente mayoritaria la población que desea vacunarse, los sentimientos conspirativos siguen ahí. Una cuarta parte de la población cree en que “se les oculta algo” por parte de élites y  un tercio de los encuestados ha calado la idea de que “las mascarillas son malas”.

Fuente: Newtral