Buscar
19:13h. Sábado, 20 de Octubre de 2018

LA NOTICIA DEL DÍA

Su abuela quiso que lo abortaran, pero su mamá lo dio en adopción y ahora defiende la vida

Pablo Bodean es un joven argentino que en el marco del debate del proyecto de aborto libre conmovió a miles al agradecer a su madre biológica por no abortarlo, sino dado en adopción.

Bodean, que tiene 28 años, relató al diario Clarín que su madre tenía 19 años cuando salió embarazada y que no tenía dinero para mantenerlo.

“Mi mamá biológica me dejó en un hospital porque su mamá le dijo que ‘con eso no vuelva a su casa’. Que lo aborte o lo deje. Mi madre biológica siguió con el embarazo”, relató.

En la ciudad de Aldo Bonzi, en la provincia de Buenos Aires, había una pareja que “no podían tener hijos. Si bien estaban en trámite de adopción, el tema venía complicado desde hacía un montón de tiempo, por papeles y todo lo judicial”.

“Me encontró mi abuela (la adoptiva) que era enfermera del hospital Muñiz. Les comentó a mis padres (adoptivos) que había un nene que querían dar en adopción”, prosiguió.

Bodean aseguró a Clarín que sus padres adoptivos siempre le dijeron la verdad, quién era su madre y donde vivía.

Sin embargo, “no estaba preparado como para verla a la cara. Por miedo mío. Tenés que estar preparado para recibir un rechazo, que te diga: ‘No, vos no sos mi hijo’”.

Comentó que “con el tiempo, con la ayuda de mis papás, de mis amigos y de Dios, pude perdonar a esa mujer”.

Bodean asiste desde los 11 años a una denominación evangélica. Además trabaja en una empresa química y ayuda a los más necesitados.

Además, lucha para que se mejoren las leyes de adopción “porque actualmente es muy complicado, te exigen muchas cosas, y hay muchos nenes en lista de espera. Que quieren ser adoptados y no pueden”.

“Ahí está toda esta trampa del Gobierno, del Estado, y ahora salió este tema del aborto, de los 'fetos' como le dicen ellas”, dijo a Clarín respecto de las mujeres que están a favor de la legalización del aborto.
Ellas “odian a los hombres, como yo alguna vez odié a las mujeres”, narró.

Recordó que “en la adolescencia, enamoraba a una chica y después la dejaba. Porque pensaba que nunca, ninguna mujer más me iba a abandonar a mí”. Actualmente está casado y reside en la ciudad de Tigre, ubicada a 28 kilómetros de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Años más tarde sanó sus heridas emocionales “con ayuda de Dios”.

Desde mediados de junio, cuando el proyecto del aborto libre se debatía en la Cámara de Diputados, Pablo Bodean iba todos los miércoles a acampar frente al Congreso para defender la vida del no nacido porque “en cualquier manual de ciencia básico dice que hay vida a partir de la concepción”.

Indicó que a sus jefes “les conté mi historia de vida y me apoyaron”.

“Aunque sea, si una vida es cambiada, esta marcha vale la pena”, comentó antes de que se anunciara en la madrugada del 9 de agosto que el Senado de Argentina rechazó el proyecto del aborto libre.

De un total de 72 senadores, 38 votaron en contra de despenalizar el aborto, 31 a favor, dos se abstuvieron y hubo un ausente.

El proyecto buscaba permitir el aborto hasta la semana 14 de gestación, y hasta los nueve meses de embarazo bajo las causales de violación, riesgo de vida y salud de la madre e inviabilidad fetal. También prohibía la objeción de conciencia institucional.

La iniciativa se cerrará de forma definitiva por este año legislativo y podría volver a abrirse a un debate parlamentario en el 2019.

Fuente. aciprensa