Buscar
23:14h. Miércoles, 15 de Agosto de 2018

IMPULSOS DESMEDIDOS

Violencia diplomática

El jefe de gabinete  muestra sus intenciones ocultas. Disconforme con el contenido de una nota, el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, rompió un artículo de un diario durante su tradicional conferencia de prensa, en Casa de Gobierno.

Capitanich fuera de control
Capitanich fuera de control

Para muchos el jefe de gabinete ha actuado según sus convicciones, pero parece que se paso de la raya. Su actitud de romper las páginas de un diario por considerar que el contenido del mismo es pura basura sólo deja entrever la irascible manera de proceder de un gobierno que cada vez siembra más dudas que certezas. Pasar de las palabras a los hechos de manera tan abrupta pone al descubierto la falta de tolerancia que siempre caracterizó a este gobierno. El diario había publicado un borrador de la denuncia de Alberto Nisman que solicitaba la detención de la presidente Cristina Kirchner.

La reacción "intimidatoria" del funcionario generó un fuerte rechazo no solo a nivel político sino a nivel social, muchos tildaron su reacción como "Violenta" y "grave", otros fueron más duros y sentenciaron su actitud de "sinceridad siniestra"

Más allá del descontento del gobierno por la denuncia de Nisman o por el borrador que pedía la detención de la presidenta es obvio, que por más que rompan paginas de diarios, o se hagan los desentendidos, los hechos hablan por si solos y pronto la verdad saldrá a la luz de eso estamos todos muy seguros.