Buscar
05:29h. domingo, 05 de diciembre de 2021

INTERNACIONAL

Troles en Europa Oriental controlaban grandes páginas cristianas

Según Relevant Magazine, Un grupo de personas con identidad desconocida (Troles) publicaba mensajes provocadores, irrelevantes o fuera de tema en comunidades cristianas estadounidenses. Aunque Facebook era consciente de las granjas de troles y de su manipulación hacia los cristianos estadounidenses, no hizo nada para abordar el problema.
BBBBBB

Este lunes, la interrupción de los servicios de las redes sociales Facebook, Whatsapp e Instagram causó sorpresa a nivel mundial. Pero, un reciente informe sobre el manejo manipulado de páginas de Facebook dirigidas a cristianos estadounidenses ha pasado casi desapercibido. Este, sin embargo, podría mostrar parte de los graves problemas que enfrenta la compañía de Facebook.

Diecinueve de las 20 principales páginas de Facebook para cristianos estadounidenses fueron administradas por granjas de troles desde Europa del Este en 2019, según muestran documentos internos.

Según un informe de la revista Relevant Magazine, los grupos se basan en gran medida en Kosovo y Macedonia e intentan dirigirse a los cristianos estadounidenses con “contenido provocativo”. Los grupos incluso pueden haber sido parte de una red más grande que trabajó de manera colectiva para llegar a los estadounidenses.

En conjunto, sus páginas cristianas de Facebook llegan a unos 75 millones de usuarios al mes.

En foros de Internet y redes sociales, se conoce como trol a un usuario (la mayoría de veces anónimo o con otra identidad) que publica mensajes provocativos, ofensivos o fuera de lugar con el fin de molestar, llamar la atención o boicotear la comunidad.

En su mayor parte, las personas que vieron y que interactuaron con estas publicaciones en realidad no dieron “me gusta” a las páginas de las que procedían. El algoritmo de Facebook, ávido de interacción, simplemente les envió lo que éste “pensaba” que querían ver.

Estudios internos revelaron que las publicaciones que causan división tienen más probabilidades de llegar a una gran audiencia, y las granjas de troles utilizan esto en su beneficio, difundiendo información falsa provocativa que genera una mayor respuesta para extender su alcance en línea.

El estudio de Facebook se llevó a cabo en el periodo previo a las elecciones presidenciales de 2020 en Estados Unidos, y descubrió que estas granjas de troles se dirigían al mismo público que Rusia intentó manipular en 2016 con su propia campaña de desinformación en Facebook. Aunque Facebook era consciente de las granjas de troles y de su manipulación hacia los estadounidenses en 2016, no hizo nada para abordar el problema.

“Nuestra plataforma ha concedido la mayor audiencia de la comunidad cristiana estadounidense a un puñado de agentes malintencionados que, según sus prácticas de producción de medios, jamás han ido a la iglesia”, escribió Jeff Allen, autor del informe, quien era un científico de datos de alto nivel en Facebook.

Es difícil calcular la cantidad de influencia que estas páginas de Facebook están ejerciendo sobre el cristianismo estadounidense, pero parece evidente que sí están teniendo algún tipo de impacto. Los pastores cristianos tienen a los fieles en sus bancas, en el mejor de los casos, una mañana a la semana. Facebook está en su bolsillo todo el día, moldeando su teología para sus propios fines. Y, por supuesto, no se sabe cuántos pastores interactúan con el contenido cristiano de mala fe proveniente de estas granjas de troles.

Es difícil saber hasta qué punto sigue estando extendido el problema que documentan ahora, dos años después del informe, pero dada la falta de intentos públicos serios de sofocar ese comportamiento, es seguro suponer que persiste al menos en algún nivel.

“Esto no es normal. Esto no es saludable”, continuó Allen. “Hemos dado poder a agentes no auténticos para que acumulen enormes seguidores con fines en gran medida desconocidos”.

Fuente: evangélico digital