Buscar
11:19h. Miércoles, 19 de Diciembre de 2018

TESTIMONIO DEL CAOS

Sobreviviente del terremoto en México graba video del momento de terror que vivió

MÉXICO.- El mundo entero, principalmente Latinoamérica, tienes sus ojos puestos sobre México, que con una diferencia de apenas 10 días sufrió dos terremotos que han dejado destrucción y dolor en el país. "Gracias a Dios nuestra recámara no colapsó, pero la de mi hermana sí. Tuvimos que tirar la puerta de una patada para poder salir”, testifico una damnificada.

El mundo entero, principalmente Latinoamérica, tienes sus ojos puestos sobre México, que con una diferencia de apenas 10 días sufrió dos terremotos que han dejado destrucción y dolor en el país. Un corresponsal de la emisora CBN, visitó el municipio de Jojutla para conocer de primera mano lo que vivieron los residentes durante el terremoto de magnitud 7,1.

Los teléfonos inteligentes capturaron los primeros minutos luego de la tragedia: personas que buscan sobrevivientes en Jojutla, Morelos, una ciudad muy cercana al epicentro del terremoto que ahora luce así y muestra heridas en cada esquina.

Mientras la gente espera ansiosa que las autoridades le digan si es posible entrar a sus casas a rescatar algo…

“No nada más en esta calle es en los alrededores a donde nos tienen en la calle”, dice Minerva Domínguez, damnificada.

Las historias de gratitud abundan en medio de las casas en las que nunca, nadie más, podrá vivir.

“Un vecino de la frutería de aquí al lado tuvo que botar la puerta a patadas para que mi esposa y mis hijos pudieran salir”, precisa José Méndez, damnificado.

Una casa quedó totalmente en ruinas. Tres señoras que estaban trabajando en ese lugar trataron de salir, entraron al pasillo y en ese momento la casa se derrumbó. Los vecinos, afortunadamente, las sacaron a salvo. Pero 14 personas más en esta comunidad no tuvieron tanta suerte.

“Cómo puede ser posible que personas a las que conozco desde que vine aquí, a las que saludaba cuando iba a la tienda, ya no están con nosotros. Porque no puede en ese momento, porque no pudimos sacar a todos”, comenta Areli Paz, vecina.

Areli salió de su casa es una de las vecinas que ayudó a sacar a los heridos de las ruinas de estas casas. Ahora, recolecta alimentos, medicinas y agua para los sobrevivientes.

El riesgo de derrumbes sigue latente.

A unas pocas cuadras, Nadia respira profundo mientras su esposo busca en lo que solía ser su casa.

“Está tratando de sacar lo que pueda, gracias a Dios nuestra recámara no colapsó, pero la de mi hermana sí. Tuvimos que tirar la puerta de una patada para poder salir”, precisa Nadia Rosales, damnificada.

De su celular, nos entregó el video que lo prueba. Ahora, al igual que tantas otras personas, se ve forzada a irse.

A 87 millas de allí, en la Ciudad de México, las autoridades y los voluntarios tratan de rescatar a un grupo de niños que quedó atrapado cuando su escuela se desplomó.

Abimelec y su hermano fueron rescatados hace pocas horas. Lo conocimos cuando CBN llevó alimentos a este hospital para las personas que esperan noticias de sus seres queridos, quienes sufrieron heridas durante el terremoto.

Él quiso que nuestros voluntarios oraran por su hermanito, quien aún está delicado.

Porque si hay algo que México necesita, además de herramientas, voluntarios y alimentos, es oración.

Fuente: CBN