Buscar
06:02h. Jueves, 12 de diciembre de 2019

EVANGELISMO

Presidente de Brasil encabeza marcha para Jesús

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, sorprendió a todos  el jueves último al participar de la Marcha para Jesús realizada en la ciudad capital de Sao Paulo. Desde hace 27 años se celebra en Brasil la Marcha para Jesús, que en esta ocasión, congregó a 3 millones de cristianos.

El mandatario de Brasil, Jair Bolsonaro, agradeció a los presentes por ayudarlo a alcanzar la presidencia.“Ustedes fueron decisivos para cambiar el rumbo de Brasil”, dijo el mandatario, según citó El País. “Todos sabemos que nuestro país tiene problemas de ética, morales y económicos. Pero sabemos que podemos ser el punto de inflexión”.

Según El País, esta es la primera vez que un presidente de la república, asiste al evento cristiano.  Además, Bolsonaro acudió por una promesa, asegura el medio español. El año pasado el ultraderechista asistió por primera vez. Acudía al mayor evento evangélico de Brasil como candidato presidencial con una campaña cuyo lema era Brasil por encima de todo, Dios por encima de todos. Prometió regresar como jefe del Estado si ganaba.

Evidentemente, es también un cálculo político. Los evangélicos no dejan de aumentar en Brasil. Rondan el 30% de los 190 millones de habitantes. La bancada de parlamentarios evangélicos tampoco deja de crecer. Aunque Bolsonaro es católico —esta misma mañana ha visitado un monasterio de Clarisas—, su esposa actual es evangélica, como sus hijos, informa El País.

Con camisetas de color blanco que contienen el logo de la Marcha para Jesús, banderas y pancartas los creyentes desfilaron por las principales vías de Sao Paulo, declarando que “Brasil es de Jesús”.

La Marcha para Jesús, organizada por la Iglesia del Renacer de Cristo, se celebra en Sao Paulo cada Corpus Christi desde hace 27 años con la colaboración de otro puñado de denominaciones evangélicas. El año pasado reunió a 1,5 millones de fieles. El presidente ultraconservador tiene mucho que agradecer a los evangélicos, que en las urnas pusieron mayoritariamente su fe en él. Le votó el 68% frente al 50% de los católicos. La misma noche de su victoria tuvo el primer gesto al protagonizar una oración televisada con un pastor. Con él, buena parte de la agenda de este colectivo (heterogéneo, insisten los expertos) ha llegado a la cima del poder.

Luego de la marcha, los creyentes se reunieron en un punto específico, terminando la actividad entre alabanzas y adoración a Dios.

Fuente: Noticias cristianas