Buscar
00:51h. Jueves, 18 de Enero de 2018

UNIDOS EN UN MISMO CLAMOR

Oración por los damnificados del huracán Irma

El huracán Irma hasta el momento ha dejado un saldo de 13 muertos y ha arrasado el 90% de los edificios en barburda, ahora se encamina a República Dominicana, Haití y el sureste de Bahamas, el pueblo cristiano se une en oración por todos los damnificados de este desastre natural, clamando a Dios por misericordia.

El National Hurricane Center manifestó que el huracán Irma; de categoría 5 y considerado el más fuerte en el atlántico, recorrerá la República Dominicana, Haití, las Islas Turcas y Caicos, Bahamas, Cuba y Florida, en Estados Unidos por esta razón se pide a todo el pueblo cristiano unirse en oración por los perjudicados de este desastre natural, pidiendo a Dios que tome control de toda situación y supla las necesidades.

Cabe mencionar que en lugares como, Puerto Rico, por los cuales ya ha pasado, el huracán Irma ha dejado miles de afectados y cuantiosos daños materiales, no obstante, este desastre natural todavía no ha llegado a su fin. Alrededor de 1.093.643 de personas sin luz y otras 221.214  sin servicio de agua. Según informa la Policía de Puerto Rico aproximadamente 6.298 personas están refugiadas por el ciclón.

Irma tiene vientos fuertes de 285 kilómetros/hora y se encamina hacia el oeste-noroeste con una aceleración de 28 kilómetros/hora, expertos creen que este fenómeno durará hasta hoy domingo, aunque hay pocas certezas. Francia destinó agua y alimentos a las islas de San Martín y San Bartolomé, donde Irma se llevó a su paso techos y apagó el suministro eléctrico. El huracán del Atlántico más potente jamás registrado pasó casi justo por encima de la isla de Barbuda, causando inundaciones y derribando árboles.

El Rev. Ascención Guandique, nos pide que nos unamos en un tiempo de clamor por las Islas del Caribe; Puerto Rico, Haití, República Dominicana, Bahamas, los estados de Luisiana, Florida en USA y todos los damnificados que prácticamente lo han perdido todo. Las personas se encuentran desesperadas y afligidas y no existe nada más hermoso que depender de Dios, oremos los unos por los otros y pongamos toda nuestra confianza en Dios.

Fuente: Impacto evangelístico