Buscar
21:12h. domingo, 24 de octubre de 2021

EVANGELISMO

Samaritan’s feet Argentina evangeliza a más de 5.000 personas entregando calzado

Samaritan’s feet Argentina nace hace 9 años, Daniel Domínguez, director en Argentina, explica que este proyecto nació hace más de 30 años con un joven nigeriano llamado Manny Ohonme, quien recibió su primer par de zapatos a la edad de nueva años y a partir de allí empezó a jugar basquetbol, consiguió una beca en Estados Unidos, se afianzó en Cristo, pudo estudiar y llegó a ser director ejecutivo de una compañía electrónica. “Pero luego de 20 vuelve a Nigeria porque su papá estaba delicado de salud y encontró la misma miseria que antes, fue en ese momento que Dios le dio este propósito”, agrega Domínguez.
c2i_1582021213122

Samaritan’s feet Argentina nace hace 9 años. Domínguez afirma, “me impactó la forma en la que se evangeliza, se desafía a los chicos a vivir el simbolismo del lavado de pies y del uno a uno”. Agrega que “mientras se realiza la actividad se le pregunta a la persona ¿qué fue lo peor que le pasó en la vida? y ¿cuál es su sueño?, los escuchamos y luego les presentamos a Jesús como el único que cura el pasado y tiene la llave para el futuro.

La evangelización en Argentina mediante esta actividad logró llegar a varias provincias del país; ellos organizan entre 6 y 8 campañas al año. “Las zapatillas las recibimos por ofrendas de hermanos y amigos, o las compramos en fábricas, también donamos medias. Todo es nuevo porque queremos transmitir que el Señor hace nuevas todas las cosas”, expresa.

Samaritan’s feet surgió con el deseo de poder brindar calzado a 10 millones de personas, el encargado en Argentina afirma que ya lograron a nivel global 8 millones y afirma “estamos cerca y felices de colaborar con esta meta”.

La organización se encuentra en ocho países y cada uno de ellos viaja a lugares limítrofes, por ejemplo, el argentino logró ir a Venezuela y Bolivia, y por primera vez entregar calzado en Cuba e Israel.

Samaritan’s feet Argentina la mayoría de las veces atiende a los niños, pero también ve la necesidad y se acerca a jóvenes y adultos.

Fuente: evangélicodigital