Buscar
03:54h. martes, 28 de septiembre de 2021

INTERNACIONAL

Israel podría hacer historia al producir la primera vacuna oral contra el Covid 19

JERUSALÉN, Israel - Una compañía farmacéutica israelí-estadounidense pronto comenzará los ensayos clínicos con una versión en píldora oral de la vacuna contra el coronavirus.
c2i_2962021233316

Oramed Pharmaceuticals Inc., una compañía israelí, se asoció con Premas Biotech para desarrollar una vacuna oral de dosis única que esperan pueda usarse como vacuna independiente o como refuerzo para aquellos que ya están vacunados contra COVID-19.

Un estudio piloto de la vacuna encontró que la vacuna oral COVID-19 promovía la producción de anticuerpos en animales.

Los ensayos clínicos pronto comenzarán en Israel y luego se expandirán potencialmente a la comunidad internacional.

“Nuestra vacuna es un candidato particularmente fuerte contra el virus COVID-19 en evolución debido a su objetivo único de tres proteínas en lugar de una. Dado que Delta y otras variantes constituyen un desafío para los administradores de salud a nivel mundial, la tecnología VLP de Oravax podría resultar aún más importante en el esfuerzo por combatir el COVID”, dijo Nadav Kidron, director ejecutivo de Oramed.

La vacuna Oravax está diseñada para apuntar a tres proteínas estructurales del virus, en lugar de la proteína de pico único dirigida por Pfizer y Moderna. Esto podría hacer que la vacuna sea más eficaz para proteger contra las cepas de virus, afirma la compañía.

A diferencia de las actuales vacunas COVID-19, la vacuna oral de Oravax no necesitaría almacenarse a temperaturas bajo cero, lo que facilita su distribución y accesibilidad.

Kidron espera que la vacuna oral ayude a que sea más accesible en partes del mundo donde las tasas de vacunación son bajas.

¿Qué ventajas tendría la vacuna oral?:
“Una vacuna COVID-19 oral eliminaría varias barreras para la distribución rápida y a gran escala, lo que podría permitir que las personas se tomen la vacuna en casa”, explicó el director general de Oramed, Nadav Kidron a Jerusalem Post. 

La nueva vacuna candidata de Oravax se dirige a tres proteínas estructurales de las nuevas cepas de coronavirus a diferencia de la proteína de pico único dirigida a través de las vacunas Moderna y Pfizer. Por lo tanto, “esta vacuna debería ser mucho más resistente a las variantes de Covid-19”, auguró Kidron.

Sin embargo, las ventajas de una vacuna oral van más allá de la seguridad y la eficacia, aseguró el director de Oramed y explicó que los medicamentos orales tienden a tener menos efectos secundarios. Por ejemplo, alrededor del 10% de las personas que son vacunadas por Pfizer o Moderna informan tener algunos efectos adversos. De manera similar, la vacuna desarrollada por AstraZeneca parece generar efectos secundarios relaciones con coágulos en la sangre. 

Además, otra de sus ventajas es que está basada en levadura, lo que hace que el tiempo y el costo de producción sean mucho más baratos que sus competidoras inyectables. Tampoco requeriría una administración profesional ya que se podría ingerir como una medicamente corriente.

Por último, la vacuna puede enviarse a temperatura de refrigerador e incluso almacenarse a temperatura ambiente, “lo que facilita logísticamente su obtención en cualquier parte del mundo”, confirmó Kidron. 

¿Cuándo iniciarán los estudios?:
Oravax anticipa comenzar un estudio clínico durante el segundo trimestre de 2021. Kidron adelantó que está solicitando ensayos en varios países incluidos Estados Unidos, Israel, Europa y México. También espera apuntar a África, donde una vacuna oral de este tipo podría resultar esencial. Se espera que los datos de ensayos en humanos de Fase I estén disponibles dentro de tres meses.

La vacuna oral argentina:
De manera similar a los laboratorios del país hebrero, Argentina, en una asociación con Brasil y Francia, se encuentra desarrollando su propia vacuna oral contra el virus. De la investigación participa el Conicet junto a tres universidades nacionales. 

Liderados por Hugo Luján, del Conicet y de la Universidad Católica de Córdoba; Jorge Kalil, de la Universidad Federal de San Pablo, Brasil, y David Klatzmann, de la Universidad de la Sorbona, en Francia, el cuerpo de investigadores internacionales actualmente se encuentra probando el medicamento en animales. 

Si los resultados de la frase preclínica del proyecto salen bien, el siguiente paso sería la realización de ensayos clínicos en humanos, indicó Luján: "Apuntamos al desarrollo de una vacuna que se podría aplicar como una pastilla, lo que tendría mayor aceptación para la población y favorecería su almacenamiento a temperatura ambiente”, sintetizó el experto argentino. 

Fuente: mundocristiano