Buscar
14:55h. jueves, 22 de octubre de 2020

ACTUALIDAD

Israel ofrece ayuda al Líbano después de una devastadora explosión

A pesar de ser enemigos en tiempos de guerra, Israel dijo en un comunicado a través de su presidente que "comparte el dolor del pueblo libanés" luego de la explosión en Beirut, la cual ha dejado hasta el momento un centenar de fallecidos y más de 4000 heridos. 

Israel está dejando de lado las diferencias y conflictos con el Líbano para ofrecer ayuda humanitaria al país después de una explosión catastrófica el martes pasado (4 agosto) en Beirut, causando la pérdida de más de 100 vidas e hiriendo a miles. 

El estallido de un almacén de explosivos con 2750 toneladas de nitrato de amonio almacenadas de forma insegura en la zona del puerto ha causado numerosos destrozos en la capital. Los funcionarios de la Cruz Roja Libanesa esperan que aumente el número de víctimas. La explosión golpeó un río de 10 kilómetros, derrumbando silos, edificios y todo lo que encontró.

El aumento de los contagios por coronavirus ya había puesto a los hospitales en dificultades para atender a los enfermos y ahora se enfrentan a la llegada de miles de heridos por la detonación. "Compartimos el dolor del pueblo libanés y sinceramente tratamos de ofrecer nuestra ayuda en este momento difícil", dijo el presidente israelí Reuven Rivlin.

La oficina del primer ministro Benjamin Netanyahu dijo que instruyó al jefe del Consejo de Seguridad Nacional de Israel para hablar con el coordinador especial de la ONU para el proceso de paz en Medio Oriente, Nickolay Mladenov, para discutir cómo el estado judío puede ayudar al Líbano.

"Israel se acercó al Líbano a través de la defensa internacional y los canales diplomáticos para ofrecer ayuda médica humanitaria al gobierno libanés", dijeron en un comunicado conjunto el ministro de Defensa, Benny Gantz, y el ministro de Relaciones Exteriores, Gabi Ashkenazi.

Aunque Israel y el Líbano son enemigos en tiempos de guerra, las Fuerzas de Defensa de Israel dijeron que "este es el momento de trascender el conflicto". 

Fuente: Impacto evangelístico