Buscar
03:13h. domingo, 23 de enero de 2022

FRANKLIN GRAHAM: ¿Estás dispuesto a dar tu vida por Dios?

EEUU.- El evangelista Franklin Graham, con fuertes declaraciones, exhortó a los cristianos a preguntarse si estaríamos dispuestos a dar su vida por Dios?', en medio de una cultura que vive "sin Dios".

2016-01-05t23-38-54-866z--1280x720.nbcnews-ux-800-440
2016-01-05t23-38-54-866z--1280x720.nbcnews-ux-800-440

En la cultura actual donde cada vez más los valores de la sociedad están "sin Dios", Graham instó a la iglesia de Jesucristo a preguntarse si van a defender la verdad, aunque incluso esto le signifique poner en riesgo sus vidas, de acuerdo a lo publicado por Gospel Herald.

En un mensaje a través de Facebook publicado la tarde del domingo, el predicador de 64 años de edad, titular de la Asociación Evangelística Billy Graham, les preguntó a sus lectores: "¿Qué significaría que recibieran una bala?, ¿Cuáles son los principios y las creencias que nos comprometerían bajo alguna circunstancia?, incluso si eso significa poner su vida en peligro?".

Graham recordó la historia bíblica de Sadrac, Mesac y Abednego del Antiguo Testamento libro de Daniel, que relata cómo tres hombres hebreos fueron arrojados a un horno cuando se negaron a inclinarse ante la imagen idólatra del rey Nabucodonosor, que fue requerido por la ley de Babilonia. - www.actualidadcristiana.net - 

Esos tres varones que estaban por la verdad de Dios, sobrevivieron al horno indemnes. El rey Nabucodonosor entonces los vio caminar a lo largo de una cuarta figura, que parecía ser el Hijo de Dios. 

Graham pidió a los pastores y cristianos estadounidenses que se mantengan firmes como Sadrac, Mesac y Abednego y no cedan a la "cultura secular en la que vivimos, aunque seamos  criticados, ridiculizados,   y nos tilden de intolerantes".

Concluyó: "El Dios del Antiguo Testamento que protegió a Sadrac, Mesac y Abednego de su fuego de ejecución, es hoy el mismo Dios  y sigue siendo capaz de salvar como en aquel entonces. Esta usted en contra de la impiedad ¿Estaría dispuesto a arriesgar su vida por Èl?.

Fuente: actualidadcristiana