Buscar
14:40h. jueves, 22 de octubre de 2020

INTERNACIONAL

COVID-19 Hace la vida más difícil para cientos de cristianos perseguidos en África

Mientras el COVID-19 irrumpe en África sub-sahariana, cientos de miles de creyentes cristianos, que ya sufren persecución por su fe, ahora enfrentan las restricciones impuestas en la región para combatir la pandemia, según Puertas Abiertas Estados Unidos.

Perseguidos por su decisión de seguir a Jesús, los creyentes en cuatro de los cinco regiones más vulnerables por el virus, ‘ahora son doblemente vulnerables’ al impacto de la pandemia.

El ministerio cristiano World Watch Research indica ‘una correlación directa entre los países dónde son más vulnerables al virus y los países que enfrentan más presión por seguir a Jesús’, refiriéndose a la República Democrática del Congo, Nigeria, Sudán y Camerún.

La pandemia ‘ha dado más maneras de discriminar a los creyentes, explorarlos y atacarlos por su fe’, explica la organización.

Citando un ejemplo, el reporte cuenta acerca de un creyente de 22 años, Yohannes (nombre ficticio) de la región Tigray de Etiopía, que puso su fe en Jesucristo, y fue abandonado por su familia musulmán, ya que vieron su decisión como una traición a la familia y a la tribu, y a la comunidad.

Yohannes encontró refugio con otros creyentes. «Ahora bajo las imposiciones del gobierno, la vida ha cambiado una vez más para Yohannes. Su lucha por vivir se ha vuelto más difícil. Debido a que su propia familia le dió la espalda y los cristianos que conoce están en la misma situación que él de escasez, Yohannes está luchando para comer», contó la organización.

La situación es similar en el norte Nigeria.

“Estamos enfrentando persecución por causa de nuestra fe y el reto de la pandemia global», dijo un ministro local cristiano, el Rev. John Joseph Hayab. «Huimos de la persecución… o huimos de la pandemia global. Tenemos un doble problema.»

El director de Puertas Abiertas África Oeste, identificado simplemente como Suleiman, dijo que recibe constantes pedidos de comida de parte de los campos de desplazados, personas que huyeron de los ataques de Boko Haram, Isis, los Fulani y las Fuerzas Aliadas Democráticas en la región.

En algunas áreas, el gobierno discrimina a los creyentes. «Cristianos de pueblos al norte de Nigeria reciben seis veces menos de ración que las familias musulmanas».

«En medio de la desafiante situación de Coronavirus, los ataques a cristianos no han cesado,» dijo Suleiman.

En Somalía, Uganda y Niger, «extremistas están explotando las oportunidades de culpar a los cristianos por la pandemia», dice el reporte.

Sin embargo, los cristianos perseguidos y vulnerables continúan firmes en su fe.

Cómo dijo el Rev. Hayab, «En todo esto, recordamos las Palabras de Jesús: ‘Confiad, Yo he vencido al mundo’. Y el principio de la frase es clara: ‘En el mundo tendréis aflicción'».

Fuente: The Christian Post