Buscar
23:30h. lunes, 17 de mayo de 2021

INTERNACIONAL

Los confinamientos, la persecución y la crisis han impulsado a la iglesia de la India a actuar

Johnrose Austin Jayalal, un médico cristiano indio y presidente de la Asociación Médica Nacional, ha dicho que la pandemia ha movido a la iglesia a la acción por los más vulnerables. El médico cristiano ha observado iglesias que apoyan a miembros que sufren por causas de la pobreza, hospitales de iglesias que sirven a la comunidad en general y compañeros médicos cristianos que se ofrecen como voluntarios para servir en algunos de los lugares más afectados por el coronavirus.
c2i_1532021222151

Esa imagen de confraternidad es la imagen que Johnrose Austin Jayalal, presidente de la Asociación Médica India, tiene de la iglesia india.

“Puedo ver, incluso en medio de la persecución, incluso en medio de las dificultades, incluso en medio del control del gobierno, incluso entre las restricciones que enfrentamos para proclamar abiertamente el mensaje, por diversos medios y formas, que el cristianismo está creciendo”, dijo Jayalal a Christianity Today. 

India ha informado de 11.9 millones de casos de COVID-19 y 161.000 muertes oficiales (en comparación con los EE.UU. que informaron 30.2 millones de casos y casi 550.000 muertes oficiales), mientras que solo 58 millones de personas (4,2% de la población) han recibido al menos su primera dosis de vacuna.

Jayalal habló recientemente con Christianity Today sobre los aspectos positivos de la pandemia para los cristianos indios y lo que los cristianos occidentales pueden aprender; Jayalal también habló sobre las tensiones con el gobierno por la medicina moderna y alternativa; y cómo su fe ha afectado su liderazgo en uno de los consejos profesionales de trabajadores de la salud más grandes de su país. Esto fue lo que este médico cristiano comprometido le contó a Christianity Today sobre estos temas. 

¿Cómo ha sido la pandemia en India?

La mayoría de las personas que se enfermaron eran de nivel socioeconómico medio o alto. La gente del nivel inferior, sí, tuvieron dificultades, pero la mayoría de las veces fueron realmente las iglesias las que se ocupaban de ellos. El gobierno no se ha presentado a apoyarlos. Debido a que las iglesias pudieron apoyar activamente a las congregaciones, estas personas de alguna manera se las arreglaron. Con la gracia de Dios Todopoderoso, creo que la crisis ha pasado. La mortalidad también es menor entre las personas de nivel socioeconómico bajo. La gente aquí ya ha estado expuesta a varios tipos de otras enfermedades y su inmunidad se ha fortalecido.

¿Cómo se ha preocupado la iglesia por las personas durante este tiempo?

Durante los confinamientos, ese fue un tiempo en que las iglesias estuvieron cerradas durante seis o siete meses, el liderazgo de la iglesia identificó a las familias que necesitaban apoyo y ofreció apoyo financiero y material y asesoramiento a los miembros de la iglesia que estaban por debajo del umbral de pobreza.

Solo en los últimos dos o tres meses las iglesias han comenzado a reunirse. Hay restricciones, pero pueden reunirse con menos personas. Por ejemplo, en lugar de un servicio, ahora tenemos dos servicios.

¿Cómo adoraba la gente durante esos meses en que las iglesias estaban cerradas?

Las iglesias congregacionales y las iglesias independientes estaban haciendo dos cosas: trabajando en las redes sociales y en los medios de comunicación. Dos grupos principales, Jesús llama y Jesús redime, llevaban a cabo servicios de manera sistemática en momentos determinados. De hecho, la gente pudo dedicar mucho tiempo a actividades de fe.

Personalmente, creo que durante este tiempo, la gente ha orado y adorado más que nunca. Las personas también han podido pasar su tiempo con su familia. Hemos visto cuánto tiempo pasa la gente frente a los televisores y frente a las computadoras. Pero durante la pandemia, las familias se han unido, escuchando la Palabra y participando en las oraciones. Es muy bueno que esto suceda. 

Personalmente, siento que no fue un momento de verdadera dificultad para los cristianos durante lo más alto de la pandemia y los confinamientos. Pudimos adorar y llevar a cabo nuestras asignaciones y deberes especiales. Lo único que no pudimos hacer fue reunirnos como congregación.

Un pastor de una megaiglesia de Delhi dijo en Christianity Today el año pasado que los cierres pandémicos estimularían el avivamiento porque las iglesias indias estaban convirtiendo los esfuerzos de unidad que comenzaron durante los tiempos de persecución en servicios a la comunidad, los cuales se extendían más allá de los edificios de sus iglesias los domingos.

Eso era exactamente cierto. Muchas veces, la gente había puesto su fe en cosas materialistas. Pero a través de la pandemia, realmente pudieron darse cuenta de que obtenemos protección sólo a través de la gracia de Dios Todopoderoso. Hemos visto a miembros del parlamento y ministros de los estados sucumbir a la enfermedad. Independientemente de la cantidad de dinero o de poder que tuvieran, todo esto no era suficiente para protegerlos.

Es solo la gracia de Dios Todopoderoso la que nos ayuda a superar la crisis y mantenernos a salvo, y fue su gracia la que nos protegió. A través de las oraciones nocturnas, las oraciones familiares, los cristianos comenzaron a pasar de las cosas materialistas a las bendiciones en el cielo. Comenzaron a concentrarse más en eso.

¿Cómo han ayudado los cristianos a otros, ya sea a la población hindú o musulmana, durante la pandemia?

No todos los médicos estaban dispuestos a presentarse y servir en las Unidades de Cuidado Intensivo o áreas de donde provenían la mayoría de las víctimas. Muchos médicos cristianos vinieron y sirvieron en esas áreas y ayudaron.

La mayoría de los hospitales de la iglesia no solo sirven a los cristianos. Sirven a cualquier persona de un nivel socioeconómico bajo. En todas las áreas locales, los cristianos ofrecieron atención médica no solo a los miembros de la congregación, sino también a otras personas oprimidas en el área, incluso en áreas tribales y rurales.

¿Qué opinas de la disparidad de actitudes entre Occidente e India con respecto a la gravedad del COVID-19?

El Reino Unido y los Estados Unidos son tecnológicamente países avanzados. Pero la cantidad de personas que se infectan y la cantidad de personas que mueren es muy alta. India tiene ciertas limitaciones en diferentes partes del país, pero nos hemos visto afectados mucho menos que Estados Unidos. Hay varias razones para ello.

En la India, estamos expuestos a muchos tipos de bacterias, por lo que nuestra inmunidad se ha fortalecido. Nuestra gente que vive en áreas rurales está expuesta a todo tipo de agua no higienizada y problemas ambientales. Pero la mayor parte del tiempo en el Reino Unido y EE.UU. las personas no están expuestas a ese tipo de bacterias y virus. Tienes un entorno protegido y el poder de resistencia es menor contigo. Entonces, cuando estás expuesto a un patógeno, es más probable que sucumbas a él.

En Occidente también tienes un sistema médico muy fragmentado. Si alguien quiere darte algún medicamento, es muy difícil, debido a las estrictas regulaciones y a los precios altos que se observan en países como Estados Unidos. Pero aquí en la India es muy fácil conseguir cualquier medicamento. La mayoría de las veces mezclamos muchos tipos de medicamentos. Tenemos medicamentos cuya eficacia ha sido probada y también algunos cuya eficacia no ha sido comprobada, pero que sin embargo pueden usarse. 

La gente aquí pudo recibir muchos tratamientos, más de los que la gente podía recibir en los países occidentales. Conozco personas en países donde tenían fiebre, pero aun así se les pidió que se quedaran en casa y no pudieron ir al hospital. Aquí puede entrar cualquiera. No es necesario que tu médico de cabecera consulte con tu especialista. Aquí, si quieres ir a un especialista médico, puedes ir automáticamente. Entonces ese tipo de sistema está ahí. Si es bueno o malo, no lo sé, pero claramente nos ayudó en esta coyuntura concreta durante la pandemia. 

La tercera razón es que una de las vacunas que hemos utilizado es una antituberculosa. Se llama vacuna BCD. Es decir, tan pronto como nace un bebé, se le administra la vacuna BCD; todos la han recibido. Y estas vacunas también han jugado un papel importante en hacer que las personas no sean susceptibles a la infección.

Personalmente, siento que “Dios debe haber estado ocupado” con los Estados Unidos y “ahora se está enfocando en la India”, y está teniendo algo de gracia con nosotros en la India. Así que queremos proclamar el mensaje de que es la gracia de Dios, y no es por nuestro poder, ni nuestra fuerza, sino por la gracia de Dios que estamos obteniendo esa respuesta positiva.

¿Qué pueden aprender los cristianos occidentales de los cristianos indios?

El cambio de mentalidad, desde una perspectiva materialista a la perspectiva espiritual. Ahora nos damos cuenta de que somos impotentes frente a esta pandemia, y no podemos predecir lo que sucederá con esto, y debemos presionarnos para que el Dios todopoderoso venga a ayudarnos. Después de este encierro, que la gracia de Dios cultive a más personas para que consideren la iglesia como el lugar de bendiciones para ellos.

La pandemia es una oportunidad para que demostremos al mundo que podemos cuidarnos unos a otros y compartir las cargas de los demás. Eso pudo ejemplificarse y ampliarse debido a esta pandemia. Las iglesias indias pudieron ocuparse de las necesidades de los demás, no solo de sus necesidades personales. Pudieron darse cuenta de la importancia de la familia como unidad, y también participaron en las áreas difíciles y mostraron la compasión de Cristo. Los cristianos indios pueden predicar el mensaje de la bondad de Dios Todopoderoso y la esperanza de salvación en su vida.

Fuente: Christianity Today