Buscar
14:06h. jueves, 22 de octubre de 2020

INTERNACIONAL

500 cristianos etíopes fueron masacrados en ataques puerta a puerta

Al menos 500 cristianos han sido asesinados en una serie de ataques coordinados puerta a puerta por parte de musulmanes extremistas en la región estatal de Oromia, Etiopía, un pueblo al sur del país. Cientos han quedado traumatizados, teniendo que huir por sus vidas, en los últimos dos meses según los informes presentados por la Fundación Bernabé .

Al menos 500 cristianos han muerto en una serie de ataques coordinados puerta a puerta y miles de sobrevivientes traumatizados han huido para salvar sus vidas en los últimos dos meses en el estado regional de Oromia, en el sur de Etiopía, incluida su capital, Addis Abeba, según informes.

Los miembros de Qeerroo (que significa “solteros”), un movimiento juvenil de hombres del grupo étnico Oromo que tradicionalmente han sido musulmanes, presuntamente han realizado una matanza en algunas partes del estado regional de Oromia, extendiéndose al sur, sureste y este de Addis Abeba, desde el asesinato de un popular cantante oromo, Hachallu Hundessa, el 29 de junio, según la Fundación Bernabé, una agencia internacional de ayuda cristiana.


“Algunos de los militantes de Qeerroo tenían listas de cristianos y fueron ayudados por las autoridades locales, a menudo dirigidas por musulmanes en la región de Oromia, para encontrar individuos, particularmente aquellos que participan activamente en el apoyo a la Iglesia”, informó la agencia, después de recibir informes de su región.
“Los extremistas de Qeerroo llegaron en autos y, armados con pistolas, machetes, espadas y lanzas, buscaron y masacraron a cristianos. Los niños se vieron obligados a presenciar cómo sus padres eran brutalmente asesinados con machetes”, agregó.


Un cristiano oromo fue decapitado después de que se negó a rasgarse el hilo alrededor de su cuello, que es usado por muchos cristianos etíopes como señal de su bautismo. Los atacantes le dijeron a su esposa que solo aquellos que se postran ante Allah para orar son considerados parte de la comunidad Oromo.
Mientras los musulmanes locales en el área de Bale Agarfa salvaron a algunos cristianos arriesgando sus vidas, la policía en algunos incidentes se mantuvo al margen y observó cómo los cristianos eran asesinados.


Los negocios y las casas de los cristianos fueron incendiados, vandalizados o destruidos.
En la ciudad de Dera, un testigo dijo que los atacantes profanaron cadáveres “bailando y cantando, llevando las partes del cuerpo picadas o cortadas de las personas a las que masacraban”.

Fuente: guiame